Esclerosis Lateral Amiotrófica – Enfermedades Neurodegenerativas

Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) – Enfermedades Neurodegenerativas

La ELA o Esclerosis Lateral Amiotrófica es la enfermedad que afecta a las neuronas motoras más frecuente que se desarrolla entre los adultos.

Como todas las enfermedades que estamos viendo, es una enfermedad neurodegenerativa. La ELA es una enfermedad altamente debilitante y progresiva que afecta a las neuronas motoras superiores e inferiores.

Aunque puede darse también en personas jóvenes, la edad media de inicio se encuentra entre los 50-60 años. El pico de incidencia es entre los 70-75 años. Esta incidencia disminuye drásticamente a partir de esta edad, por lo que el comienzo es muy raro en edades superiores.

esclerosis lateral amiotrofica

Es una enfermedad muy limitantes y más de la mitad de los casos se dan en personas en edad laboral y plenamente productivas, por lo que la repercusión laboral y económica es alta.

El único tratamiento que hay es paliativo, ya que la Esclerosis Lateral Amiotrófica no tiene cura. La tasa de mortalidad es muy elevada, con un tiempo de supervivencia de unos 5 años desde el inicio de la enfermedad.

Farmacología de la Esclerosis Lateral Amiotrófica

Actualmente se ha aprobado el primer tratamiento de medicamentos para la enfermedad: el riluzole (Rilutek). Se cree que el riluzole reduce el daño a las neuronas motoras al disminuir la liberación del glutamato.

Los ensayos clínicos muestran que el riluzole alarga la supervivencia por varios meses, especialmente en aquellos con dificultad para tragar. Este medicamento también prolonga el tiempo antes que el paciente necesite usar un respirador artificial.

El riluzole no revierte el daño ya hecho a las neuronas motoras. Sin embargo, esta primera terapia específicamente para la enfermedad ofrece esperanza que algún día se pueda disminuir el avance de la ELA con nuevos fármacos o combinaciones de medicamentos.

Normalmente los médicos suelen recetar medicamentos para ayudar a reducir la fatiga, disminuir los calambres musculares, controlar la espasticidad, y reducir el exceso de saliva.

Hay otros medicamentos que se suelen recetar también para el dolor o la depresión, e incluso para poder conciliar el sueño.

Tu farmacéutico puede aconsejarte sobre el uso de medicamentos para la Esclerosis Lateral Amiotrófica, a la vez que vigilar las distintas prescripciones y así evitar interacciones peligrosas entre los distintos medicamentos que se toman.